Vigésimo aniversario del incendio de San Martín de Boniches - Víllora.

El domingo 17 de julio de 1994, a las 13:47, se detectó un incendio forestal en San Martín de Boniches que desde el primer momento mostraba gran intensidad en su propagación. Dada la violencia con la que se comportaba, se procedió a la inmediata movilización de todos los medios aéreos ubicados en la provincia. Así, los dos aviones PZL Dromader y una brigada helitransportada procedentes de la cercana base de Campillos-Paravientos, junto con la BRIF de Prado de los Esquiladores, fueron los primeros medios que llegaron al incendio y advirtieron de la complejidad que adquiría. Casi dos horas más tarde, a las 15:45, un conato en la localidad de Víllora que se había declarado el día anterior sufría una reproducción.

Así comenzó el mayor incendio forestal ocurrido en Castilla-La Mancha hasta hoy. Estos dos incidentes comenzaron a propagar fuera de capacidad de extinción y la simultaneidad de alarmas complicaba los trabajos. Entre ambos focos había unos 13,5 km de distancia en línea recta, pero la altas velocidades de avance de las llamas provocaron un hecho inédito en la región hasta la fecha, que dos incendios independientes, relativamente alejados, confluyeran en uno sólo.

Recorte del diario El Día de Cuenca de 20 de julio de 1994.

Aquel día fue bastante complicado en la provincia. La tormenta caída la tarde anterior había salpicado de rayos toda la Serranía Baja y durante la noche anterior y esa misma jornada hubo que atender hasta 12 avisos, todos causados por rayos.

Recorte del diario El Día de Cuenca de 20 de julio de 1994.

Casi 18.000 ha forestales se vieron afectadas en un fuego que estuvo fuera de capacidad de extinción durante 6 días y que tardó en extinguirse 14. La emergencia transcendió rápidamente el ámbito provincial y desde el primer día se contó con la colaboración de medios de Valencia y los medios nacionales del Ministerio de Agricultura. A lo largo de los 14 días que duró su extinción, también participaron la Comunidad de Madrid, Aragón e incluso el Ministerio de Defensa con dos compañias de la División Acorazada de Brunete.

Perímetro final del incendio de San Martín de Boniches - Víllora sobre la ortofoto de 2012.

Año fatídico.

Aquel 1994 fue el año con mayor registro de superficie forestal quemada en España. Una intensa sequía afectó especialmente a todo el arco mediterráneo y la zona centro peninsular, que venía a sumarse a la sequía generalizada desde 1991. Las comunidades de Cataluña, Aragón, Valencia, Murcia, Andalucía y Castilla-La Mancha sufrieron especialmente la escasez de precipitaciones. Las lluvias primaverales en la región fueron un 75% más bajas de lo habitual y las altas temperaturas alcanzadas durante el mes de junio provocaron un enorme estrés hídrico en toda la vegetación forestal.

Listado de incendios forestales en 1994 de más de 15.000 ha. Fuente: elaboración propia a partir de datos del MAGRAMA.

A partir del 14 de julio del año en cuestión, se produjo una potente entrada de la continental sahariana en todo el levante español, con la consecuente ola de calor, que provocaría el segundo episodio de grandes incendios forestales del verano, después del ocurrido la primera semana de julio que también afectó a la provincia de Cuenca.


Mapa de temperatura (ºC) a 850 hPa que muestra el alcance de la dorsal sahariana (rojo oscuro y rosado) el 17/07/1994. Fuente. 

Si comparamos la situación atmosférica de 1994 con otras de ocurrencia de grandes incendios como la de 27 de julio de 1982 (gran incendio de Valverdejo) o 21 de julio de 2009 (grandes incendios de Las Majadas y Poyatos) observamos una situación atmosférica general muy similar. Aunque en el año 94, la entrada de la dorsal fue especialmente potente. Hoy mismo, veinte años después (17/07/2014), tenemos la misma situación atmosférica. La diferencia entre el comportamiento de los incendios forestales este año, en comparación con 1994, radica en la sequía acumulada sobre la vegetación.


Mapa de temperatura (ºC, en color) e isohipsas (líneas blancas) a 850 hPa que muestra el alcance de la dorsal sahariana (rojo oscuro y rosado) el 17/07/2014. Fuente. 


A consecuencia del estado hídrico enormemente deficitario de la vegetación forestal, las altas temperaturas y las bajas humedades relativas nocturnas; el incendio quemó en muy alta intensidad. Y no fue hasta que dicha situación atmosférica revirtió y entraron vientos de levante más húmedos, cuando el incendio pasó a estar dentro de capacidad de extinción y pudo controlarse definitivamente.

Aspecto actual del cortafuegos construido con maquinaria pesada durante las labores de extinción sobre el cerro de la Mazmorra donde finalmente se logró detener el incendio.


No olvidemos que, en este caso, se trató de un incendio de causa natural (dos rayos). Las condiciones meteorológicas extremas, provocaron un comportamiento extremo que no pudo ser contenido por medios humanos. Campañas como la de 2009 o 2012 nos muestran que es factible que este tipo de incendios tan extensos vuelvan a ocurrir, que estamos ante un paisaje que lleva milenios ardiendo por causas naturales y que lo seguirá haciendo. En nuestras manos está evitar la severidad de los incendios y la vulnerabilidad de nuestros bosques, porque el fuego tarde o temprano aparece.


Agradecimientos:

A los ingenieros de la UMMT de Cuenca por ayudarnos a bucear en la hemeroteca.

A los ingenieros de la BIFOR de Campillos por las fotos aéreas.
A José Felix Mateo y a Pablo Sánchez por las sugerencias y comentarios.
Y a todos los Agentes Medioambientales e Ingenieros que actuaron en dicho incendio y han querido contarnos sus experiencias.

Comentarios

  1. Gran entrada y enhorabuena por el trabajo en equipo, en esta ocasion de redacción de este post ;-) Este incendio fue objeto de mi tesis sobre regeneracion postincendio de pino negral en España, entre otros incendios como el de Espadillla que incluyes en la tabla de GIF de 1994. Os debo una entrada sobre el tema. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! No sabía que habías estado estudiando este incendio, a ver si podemos charlar sobre el mismo. Estamos preparando más artículos sobre este incendio y uno de ellos trata sobre el estado actual de la zona, así que seguro que puedes complementar la entrada desde el punto de vista científico.

      Eliminar
  2. Gracias por el post. Soy de San Martín de Boniches y aún cuesta mucho mirar al monte sin sentir dolor por lo perdido. Hace unos días estuve en la zona del incendio y empieza a verse "verde que te quiero verde". Recuerdo aquellas semanas como si fuera ayer.

    Un saludo y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Beatriz, me alegro que os guste a la gente que sufrió de cerca aquel incendio. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Hola soy de San Martín y me ha encantado que alguien saque a la luz este gran incendio. Mi hermano alertó sobre el rayo que lo originó. Recuerdo como si fuera hoy como hacíamos más de 300 bocadillos por noche, con un refresco y una pieza de fruta para los bomberos y voluntarios. Fue una lucha entre David (la gente del pueblo ) y Goliat (Fuego invencible)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Siempre estamos muy agradecidos a la enorme colaboración que la gente de los pueblos nos ofrece en los incendios. Es muy gratificante para nosotros.

      Eliminar
  4. Buenos días. En el artículo que he leído.... Solo comentar al autor que no pudo accidentarse un AT. 802 en Campillo pues llegaron a la Comunidad Valenciana en 1995 de la mano de Avialsa. Sería de otra Comunidad. Un
    saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El avión estrellado es un AT. Así lo confirman los restos que todavía se pueden encontrar en el lugar y las fotos que tenemos de aquellos días. Nuestros archivos indican que el avión que operaba era de Valencia, aunque desconocemos la empresa que los contrataba. Pudiera ser que no fuera un AT-802 sino una versión más ligera adaptada o bien que la información de Avialsa no sea correcta y dichos aparatos participaran en 1994. Estoy seguro que participaron en todos los incendios del este peninsular y habrá muchos más datos al respecto.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares